El Contrato de Relevo y la Prejubilación

Una preocupación habitual de quienes se acercan al final de su carrera es querer tener la edad ordinaria de jubilación sin tener que dejar de trabajar por completo. Además, reducir el número de la jornada de trabajo o encontrar un trabajo menos exigente son opciones de jubilación parcial. Por ello, un contrato de relevo puede ayudar a un trabajador jubilado parcialmente antes de lo habitual.

El Contrato de Relevo, ayuda a la prejubilación
El Contrato de Relevo, una posible ayuda para la prejubilación.

En este artículo, analizamos cómo funciona un contrato relevo y cómo puede utilizarse para apoyarte en una jubilación anticipada. También te daremos algunos consejos para que la persona relevista se adapte al puesto de trabajo.

Actualizado 18/10/2022

¿De qué trata el Contrato de Relevo?

Un contrato de relevo es un acuerdo contractual entre una empresa y un trabajador, en el que éste se compromete a trabajar durante una jornada de tiempo determinado a cambio de un salario.

El contrato relevista se utiliza en varias situaciones, como cuando un empleado asume una nueva función o responsabilidades, o cuando un empresario necesita cubrir una vacante temporal.

Desde el punto de vista de la empresa, este tipo de contrato de relevo puede ser beneficioso, ya que los nuevos empleados están motivados y tienden a ofrecer una formación más actualizada. No obstante, una empresa necesita el trabajador relevado transmita sus conocimientos y su experiencia al relevista o a otros empleados de la organización.

Características de un contrato de relevo

El contrato de relevo es un acuerdo vinculante entre empresario y el trabajador que se jubila, en el que éste se compromete a jubilarse parcialmente.

Este tipo de contrato está regulado en los artículos 12.6 y 12.7 del Estatuto de los Trabajadores y en el Real Decreto Ley 5/2013. Según estos documentos legales, el contrato de relevo debe ponerse en marcha cuando un trabajador se jubila parcialmente sin haber cumplido la edad de jubilación obligatoria, fijada en 65 años y 6 meses.

Ventajas laborales del trabajador relevista

El empleado sustituto debe tener el mismo trabajo o uno similar al del jubilado parcial, siempre que esté dentro del mismo grupo profesional y ambos empleados coticen a la seguridad social.

No hay restricciones para pagar un salario inferior al del jubilado parcial, y esto es así aunque se ofrezcan las mismas condiciones.

La duración mínima de la jornada laboral tras la jubilación parcial debe ser al menos igual que el periodo de inactividad anterior, aunque también se puede ofrece un contrato a jornada completa.

¿Dónde puedo descargar el modelo oficial de contrato de relevo?

El Ministerio de Trabajo español ofrece un modelo de contrato de trabajo de relevo temporal y se llena e imprime fácilmente desde un ordenador. Esta oferta está disponible tanto para las empresas como para un relevista.

Modelo Oficial de Contrato de Relevo SEPE
Modelo oficial del Contrato de Relevo – SEPE

El modelo de contrato de relevo se descarga en formato PDF en los siguientes enlaces de la web oficial del SEPE. Hay dos tipos de modelos a descargar el contenido:

  1. Contrato de relevo temporal, tienes que elegir la opción “relevo” en la tercera página del modelo oficial. (descarga el pdf).
  2. En caso del contrato de relevo de duración indefinida: En la cláusula octava debe marcarse “relevo”, lo que implica que este contrato se celebra bajo la modalidad de contrato de relevo. (descárgala aquí)

¿Cuáles son los requisitos que necesito para el contrato de relevo?

Para que un contrato de relevo sea válido y pueda celebrarse antes del real decreto de ley, debe constar por escrito y estar firmado por la empresa y el trabajador. El contrato de duración determinada debe mencionar una base de cotización y la duración del contrato, así como el salario que se pagará. Además, este tipo de contrato temporal debe cumplir con todas las leyes y reglamentos aplicables.

Para poder optar a un contrato de relevo deben cumplirse los siguientes criterios:

Requisitos Contrato de Relevo
Listado de requisitos para optar a un Contrato de Relevo:
  • El contrato debe estar escrito y seguir el modelo oficial.
  • Solo se renueva una vez, siempre que la duración total no supere los tres años.
  • El contrato de relevo solo puede utilizarse en la aplicación de sustituir a los empleados que estén de baja, como, por ejemplo, por maternidad, permiso de paternidad o baja por enfermedad de larga duración.
  • El trabajador debe estar inscrito en el Instituto Nacional de Empleo (INEM).
  • Este acuerdo no sustituye a trabajadores despedidos o en paro.

¿Cuándo termina un contrato de relevo en una empresa?

Según el último párrafo del artículo (12.6) del Estatuto de los Trabajadores, el contrato de relevo finalizará cuando el trabajador se jubile totalmente. En esta situación, la empresa tiene la opción de contratar a este nuevo trabajador de forma indefinida o dejarle marchar con la correspondiente indemnización por despido.

Cuando el trabajador sustituido alcance la edad de jubilación ordinaria, el contrato de relevo finalizará. Tendrá derecho a una indemnización en función de la fecha de formalización del contrato: por cada año de servicio, recibirá 12 días de salario.

Si un trabajador relevista deja la empresa por cualquier motivo, la empresa está obligada a sustituirlo. La empresa tiene 15 días para hacerlo. Si no cubre el puesto en ese plazo, tendrá que pagar a la entidad gestora de la Seguridad Social la cantidad de dinero que le quede hasta la jubilación total, a menos que se encuentre antes otro trabajador.

Si un empleado parcialmente jubilado es despedido injustamente antes de cumplir la edad de jubilación y no es readmitido, la empresa debe proporcionar al trabajador sustituido una prórroga de empleo o contratar a otra persona.

Los trabajadores varones a los que se les convierta el contrato de relevo en indefinido con una jornada igual o superior al número de horas de su contrato de relevo, recibirán una bonificación de 500€ anuales durante 3 años. Las trabajadoras en las mismas condiciones recibirán 700 euros anuales durante 3 años.

Los incentivos de los convenios colectivos animan a las empresas a firmar contratos de relevo.

¿Puedo realizar un contrato de relevo con una jubilación anticipada?

Si quieres solicitar un contrato de relevo, el primer paso es solicitar la jubilación anticipada o parcial. No obstante, la empresa donde trabajas debe cumplir con algunos requisitos para ofrecerte este tipo de contrato. 

Jubilación anticipada y el Contrato de Relevo
El Contrato de Relevo es un paso hacia una Jubilación Anticipada

Según la Seguridad Social, la “jubilación parcial” se produce cuando “después de los 60 años de edad, las personas se incorporan simultáneamente a un contrato de trabajo a tiempo parcial y a un contrato de relevo con un desempleado o trabajador que tiene un contrato de duración determinada con la empresa”.

De este modo, el trabajador reduce su jornada laboral, sus ingresos y recibe un porcentaje de la pensión de jubilación. El empleado o profesional que desee una jubilación parcial debe cumplir los siguientes criterios:

  • Debe tener contrato a tiempo completo y al menos seis años de antigüedad en la empresa que le concede la jubilación parcial. Contar con un periodo de cotización a la Seguridad Social superior a los 33 años.
  • Para tener derecho a la jubilación parcial, debe tener al menos 60 años de edad.
  • Si trabaja en régimen de jubilación parcial, su jornada debe reducirse al menos en un 25%, pero no más del 50%. Si tiene un contrato de relevo a tiempo completo e indefinido, su jornada puede reducirse hasta un 75%.

Condiciones de jubilación parcial con contrato de relevo

La finalidad del contrato de relevo, como ya se ha dicho, es “subsanar un vacío laboral existente creado por un trabajador al acogerse a la jubilación parcial”.  Según el Estatuto de los Trabajadores, el contrato de relevo está destinado a fomentar que la empresa no pueda contratar a quien quiera.

Condiciones del Contrato de Relevo
Condiciones del Contrato de Relevo – Análisis

Para formalizar el contrato de relevo, deben cumplirse una serie de puntos:

  • El trabajador que contratemos debe estar en paro o tener un contrato de duración limitada con su actual empresa.
  • Este puesto puede ser a tiempo completo o a tiempo parcial, y la jornada laboral se formalizará por escrito.
  • La persona que acepte la oferta de jubilación anticipada de un trabajador puede ser asignada al mismo puesto de trabajo o a uno similar.
  • Si el contrato se modifica antes de que el prejubilado alcance la edad de jubilación, puede durar indefinidamente o ser parcialmente eliminado y perdurará al menos el tiempo que falte para que el prejubilado se jubile.
  • Si el trabajador sigue trabajando después de alcanzar la edad de jubilación ordinaria, el contrato de relevo puede prorrogarse si ambas partes están de acuerdo.
  • Si el trabajador prejubilado se jubila a la edad legal, su contrato de relevo se extingue.
Categorías Contratos

Deja un comentario