El Preaviso Laboral

¿Cómo funciona el Preaviso Laboral en los tipos de contrato?

¿Eres un empleado que ha recibido un preaviso laboral?

Si es así, probablemente, te estés preguntando qué significa esto para tu contrato y tu futuro en la empresa durante la finalización de esta relación laboral.

Qué es el Preaviso Laboral
Preaviso Laboral en los distintos contratos

En este post, vamos a echar un vistazo a los preavisos laborales en diferentes tipos de contratos y lo que significan para los empleados y las empresas.

¡Continúa leyendo para saber más!

¿Qué es el Preaviso de Trabajo?

Un preaviso de trabajo, es la notificación previa que el empresario debe hacer al trabajador de su intención de extinguir el contrato. También, se considera una formalidad establecida por la ley que busca, por un lado, proteger a los trabajadores de posibles abusos por parte de sus empleadores. Por otro lado, evita situaciones de conflicto o litigio entre ambas partes.

¿Cuándo es obligatorio el Plazo de Preaviso?

El preaviso de trabajo es obligatorio en todo tipo de contratos, -excepto- en aquellos que se extinguen por mutuo acuerdo entre las partes o por causa justa. En estos casos, el contrato se extingue sin más, sin necesidad de notificación previa.

Los plazos de preaviso que vamos a comentar en este artículo son, en su mayoría, los mínimos exigidos por la ley en el Estatuto de los Trabajadores. No obstante, siempre hay que consultar tanto el contrato de trabajo como el convenio colectivo para ver si existen otros plazos de preaviso más largos a los que se puede estar sujeto.

Consejos y requisitos formales de un Preaviso

  • La notificación de preaviso del trabajador a la empresa:

Igualmente, recomendamos, que los preavisos del trabajador a la empresa se den siempre por escrito, poniendo de forma clara la fecha en la que se entrega, e indicando lo que desea manifestar en torno a la relación laboral.

Consejos y Requisitos en el Preaviso Laboral
Consejos y Requisitos en un Preaviso Laboral

Por ejemplo, si se renuncia sin previo aviso o se solicita un permiso prolongado. Guarda siempre una copia con el sello de la empresa para que quede constancia de cuándo has dado la noticia.

No es recomendable avisar en persona, ya que no se puede probar y si la empresa toma represalias, no podrás demostrar que se debe a lo que dijiste.

  • En el preaviso que la empresa ha dado al trabajador con antelación

La empresa debe proporcionar todas las comunicaciones por escrito, incluyendo la notificación del mensaje y su fecha de cumplimiento, así como los motivos de la notificación del aviso de 15 días de antelación.

Si el empleado no está seguro, le recomendamos que actúe de la siguiente manera:

  • Asegúrate de solicitar copias de todos los documentos que necesitan su firma y consérvese.
  • Poner “no conforme” o “pendiente de revisión” junto a la firma.
  • Compruebe la fecha del documento para asegurarse de que es correcta, ya que la empresa puede haber especificado una fecha diferente en la carta.
Recomendaciones para el Trabajador en el Preaviso Laboral
Recomendaciones para el Trabajador en el Preaviso Laboral

*No entregues firmado el documento hasta que se haya verificado todo lo anterior.

Preaviso Laboral en los diferentes tipos de contrato

En España, la ley exige que tanto el empresario como el trabajador den un preaviso al rescindir un contrato. La duración del preaviso depende del tipo de contrato, así como de otros factores como la baja por enfermedad o el despido. Veamos cómo funciona cada uno.

Preaviso por despidos

Normalmente, cuando se nos presenta una extinción por causas objetivas no imputables al trabajador, la empresa está obligada a notificar la extinción del contrato con 15 días de antelación a la fecha de vencimiento.

Durante este preaviso, el trabajador dispone de seis horas semanales de permiso retribuido que le permiten buscar otro empleo. Este preaviso se aplica tanto si el despido es individual como si se trata de un ERE colectivo que afecta a muchas personas. Sin embargo, si no se cumple esta obligación legal, la empresa debe pagar a la plantilla el salario equivalente a los días de preaviso que no ha recibido.

Sin embargo, si el empleado es despedido por mala conducta, la empresa no está obligada a avisar y puede surtir efecto el mismo día en que se notifica mediante la carta de despido. Cuando una empresa quiere imponer una sanción a un empleado, como la suspensión de empleo o de sueldo, esto ocurre de la misma manera.

En el caso de una suspensión prolongada, no hay aviso previo, pero el empleado debe ser notificado con la misma antelación.

Preaviso llamamiento fijos discontinuos

El tipo de preaviso más común es la extinción del contrato de trabajo. Puede ser por causas objetivas, como el despido con causa justificada, o por causas subjetivas, como la dimisión del trabajador o el despido por parte de la empresa sin causa justificada.

Según el artículo 16 del Estatuto de los empleados, un contrato de duración determinada es un acuerdo sin fecha de finalización que se realiza para trabajos que se suceden en diferentes intervalos a lo largo del año.

Las causas por las que se puede realizar este contrato han sido ampliadas por la reforma laboral del RDL 32/2021.

Posteriormente, el orden de llamada dependerá del convenio colectivo. La mayoría de los convenios de este tipo establecen algún tipo de pautas, generalmente, basadas en la antigüedad. Cualquier acuerdo alcanzado por un grupo o colectivo debe ser válido, como el acuerdo alcanzado por la Comisión Mixta del Convenio.

En ausencia de un convenio colectivo o si éste no existe, el Tribunal Supremo ha dictaminado que no existe una decisión libre por parte del empleador dentro de su poder de gestión, sino que el recurso debe basarse en criterios objetivos. La antigüedad puede ser uno de esos criterios.

El Preaviso de despido objetivo

El preaviso en un despido objetivo difiere del preaviso de 15 días en un despido disciplinario o en una extinción de contrato temporal de trabajador. En este supuesto, este tipo de preaviso se utiliza a fin de notificar al trabajador que su relación laboral se ha terminado por causas ajenas a la voluntad del empleador, tales como factores económicos, técnicos, organizativos o productivos.

El artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores establece los criterios formales para este tipo de despido a un empleado. A pesar de ello, la comunicación a los representantes de los trabajadores puede realizarse en cualquier momento.

Preaviso en contratos temporales

Cuando hablamos de empleo temporal, nos referimos a una variedad de contratos, ya que existen varias formas de contratación dentro de esta modalidad: los contratos de obra y servicio, contratos de duración, los acuerdos temporales y los contratos de relevo son sólo algunos ejemplos. Cada uno de ellos tiene una duración determinada y puede prolongarse tácitamente si ninguna de las partes indica su vencimiento.

En este sentido, si el contrato temporal se ha agotado, el empleador tiene la obligación de avisar al trabajador con 15 días de antelación a la fecha de finalización. El concepto de preaviso debe ser compensado como parte de la indemnización, que corresponde al trabajador si la empresa no cumple con este aspecto. Sin embargo, cuando sólo se trata de un contrato temporal que durará menos de un año, la empresa puede terminarlo cuando quiera; sin necesidad de comunicárselo antes al trabajador.

 La única excepción a esto es si hay un plazo específico definido en el convenio colectivo o el contrato laboral. Si hay un plazo de preaviso regulado, entonces y sólo entonces el empresario tendrá que avisar al empleado con antelación.

Si el trabajador es el que decide terminar el contrato antes de su fecha de finalización, se le mantendrá el plazo de preaviso de las bajas voluntarias del punto anterior.

Preaviso periodo de prueba

El periodo de prueba es el periodo de tiempo durante el cual el empleador puede evaluar si el trabajador es apto o no para el puesto de trabajo. Este periodo no puede ser superior a seis meses, salvo en los casos en que esté expresamente previsto por la ley o el convenio colectivo.

La facultad de “desistir” de la relación laboral concedida durante el periodo de prueba tanto a la empresa como al trabajador (cualquiera de las partes) (art. 14.2ET) es el núcleo de la regulación del periodo de prueba en un contrato de trabajo.

La libertad de desistimiento permite que tanto el empresario como el trabajador se echen atrás durante el periodo de prueba sin tener que especificar sus motivos ni probar ningún hecho o circunstancia.

Preaviso para baja voluntaria

Cuando un empleado está dispuesto a renunciar por baja voluntaria, debe respetar el plazo de preaviso previsto en el Convenio Colectivo o en el contrato de trabajo para estas circunstancias. Si no existe un plazo concreto, el empleado debe atenerse al plazo general de 15 días previos a la renuncia voluntaria efectiva.

Si un empleado no sigue el protocolo adecuado para dar el preaviso, puede estar sujeto a las consecuencias reguladas por su acuerdo laboral o contrato de trabajo. Aunque no se mencionan sanciones específicas en la baja voluntaria, el empresario puede descontar un día de salario de la indemnización final por cada día que no se haya notificado correctamente.

Además, en algunas situaciones en las que un empleado no sigue las normas de la baja voluntaria, la empresa puede obligar a pagar una compensación económica por las pérdidas o los daños causados a la empresa.

¿Está regulado el Preaviso en el contrato de trabajo?

No, el preaviso de 15 días no está regulado en el contrato de trabajo. Sin embargo, es habitual que el empresario incluya en el contrato una cláusula que establezca las condiciones en las que puede proceder a su rescisión. Esta cláusula debe ser aceptada expresamente por el trabajador, de lo contrario se considerará nula.

¿Qué ocurre si me despiden sin previo aviso?

Si la empresa procede despedir al trabajador sin preaviso, será responsable por incumplimiento de contrato y deberá pagar al trabajador una indemnización de finiquito equivalente al salario que le hubiera correspondido por el periodo de preaviso.

Esta cantidad debe incluirse en la indemnización (finiquito). Si el empresario no la da, el trabajador puede solicitarla rellenando una papeleta de conciliación.

Consecuencias de no avisar el finiquito

Si el empresario no da el preaviso al trabajador, como hemos dicho anteriormente, será responsable por incumplimiento de contrato y deberá abonar al trabajador una indemnización equivalente al sueldo que le hubiera correspondido en el periodo de preaviso.

Consecuencias Despido sin Preaviso
Despido sin preaviso consecuencias

Por otra parte, el trabajador no está obligado a enviar un preaviso en una dimisión. Sin embargo, es habitual que la empresa incluya en el contrato una cláusula que establezca las condiciones en las que se puede presentar la dimisión.

Esta cláusula debe ser aceptada expresamente por el trabajador, de lo contrario se considerará nula.

En conclusión, el documento de días de preaviso de trabajo es una notificación previa que la empresa debe hacer al trabajador de su intención de extinguir el contrato. Es una formalidad establecida por la ley que busca proteger al trabajador, ya que le da tiempo para buscar otro empleo.

Los plazos de preaviso que hemos visto son los mínimos exigidos por la ley, pero siempre hay que consultar el contrato de trabajo y el convenio colectivo para ver si hay otros plazos de preaviso más largos.

Categorías Noticias

Deja un comentario